Solución deco: Cómo adaptar un mueble de bebé en el salón

Como ya os adelanté por Stories en Instagram, quiero compartir con vosotras una solución deco muy práctica para cuando tienes un bebé y una casa de dos plantas. Si la habitación del bebé está en la segunda planta, puede ser muy engorroso tener que subir cada vez que haya que cambiarle. Esta solución que os propongo, es a la vez estética y muy funcional. Se trata del cambiador de la serie HENSVIK de Ikea.



En principio puede usarse como una estantería. De hecho lo hemos tenido en un dormitorio e incluso en la cocina, a modo de Alacena. Cuando nació Álvaro se me ocurrió ponerlo en el salón y le añadimos el accesorio de la bandeja del cambiador, de forma que el bebé tenga sitio suficiente para cambiarle, así como más espacio para todo el almacenaje.


El armario cambiador de origen es blanco, pero se puede pintar y empapelar como se desee. Yo opté por colores empolvados. Con Álvaro algunas partes las pinté de azul. Después de dos años de uso, necesitaba un lavado de cara, así que lo volví a pintar, esta vez de tonos azul y malva empolvado, que iba muy bien con los tonos del salón.


El reto es conseguir que no sea un "pastiche"

y que no desentone en un salón.

El reto es incluso decir: ¡wow qué bien ha quedado!


Anes de tunearlo hay que ver cuál es el mejor sitio del salón y hacer un hueco para ello. Tiene que ser un rinconcito agradable y que no moleste al resto de la familia, ni que sea un obstáculo en las zonas de paso. El reto es conseguir que no sea un "pastiche" y que no desentone en un salón. El reto es incluso decir: ¡ohhh qué bien ha quedado!


Después de pintarlo en una mañana de loca Operación Nido, me dispuse a pensar de qué manera organizaba el almacenaje. Recopilé algunos accesorios de Ikea para mantener los cajones en orden, y unos recipientes también de Ikea para almacenar. Los decoré con unas estrellas vinílicas de Minimoi.es y añadi pasamanería azul y rosa, para diferenciar la ropita de Álvaro y Carmen. Y para darle un aire infantil puse las dos iniciales en madera blanca con sus nombres.





Y para rematar y darle un aire "shaby chic", hice una guirnalda con retales de tela en tonos pastel. De esta forma, tenemos un cambiador molón en el salón que nos hace un apaño estupendo y el día a día más fácil.


¡Espero que os haya gustado!


¡Y recordad que la decoración nos puede hacer la vida más fácil! ;) !

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square