Carrito de paseo de lunares

Después de unos días en la playa y de mi particular "Operación nido", cómo así lo llamo yo al síndrome que ya os conté en otro post, sigo ideando cositas. Esta vez, para Álvaro. Ya va a cumplir dos años y necesitaba un carrito más de mayor, con una estética no de tan bebé con lazos en beig y camel como yo le llevaba..., más ligero y pensando que en octubre nos juntamos con dos carritos...


Así que compramos un carrito muy ligero de la marca Asalvo, que me conquistó por su diseño de estrellitas en su interior. Y por el azul tan bonito que traía, que lo veía más de niño mayor. Pero claro está, no lo iba a dejar tal cual: tenía que prepararlo. Al principio de que naciera esta tendencia para el color negro en los niños, era un poco reticente, pero he de confesar, que bien combinado y en dosis muy concretas, queda impresionante. Así que eché mano de unas fundas de piqué en color beig y le fui pegando lunares negros. Literalmente. Y este es el resultado:

Los lunares los recorté exactamente iguales, de una tela que ya tenía. Y los fui pegando con pegamento de tela. Con paciencia y despacito. Y mirad qué bien lleva Diana el carro, al ser tan ligero ella lo maneja a las mil maravillas.

Para la bolsa del carrito, me hice con una bolsa de Primark con el mismo estampado. Y a cada lado le cosí dos lazadas de terciopelo negro que tenía en mi taller.

Y así de guapo va Álvaro con su carrito tuneado de estrellitas y lunares.

¡Me encanta el interior de la capota! Y él, cuando se subió, lo primero que dijo fue: "A domí", y cerró los ojos. Jajaja.

A veces con un poco de imaginación podemos cambiar el look de todo lo que tengamos en casa, en nuestros armarios, de nuestros muebles, nuestro jardín.... Sólo hace falta mirar con otros ojos y tener mucha ilusión y hacer las cosas con mucho cuore.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square